Inicio Almacenaje Las mejores carretillas elevadoras diésel de 2ª mano para tus trabajos más...

Las mejores carretillas elevadoras diésel de 2ª mano para tus trabajos más exigentes

17
0
carretilla elevadora diesel

No son pocas las veces que empresas logísticas, de construcción e industriales en general se ven con la necesidad de manipular cargas muy pesadas a las que no pueden hacer frente. Y es que en caso de no contar con la maquinaria adecuada, el trabajo se les puede complicar a muy altos niveles. Para evitar que se den situaciones de riesgo o pérdidas de productividad, existen equipamientos específicos diseñados para manipular cargas de gran tonelaje y hacer más fáciles este tipo de procesos. Por ejemplo, las carretillas elevadoras diésel. Y gracias a la compra de segunda mano, estas máquinas cuentan con unos precios muy accesibles para la gran mayoría de negocios.

¿Cómo es una carretilla elevadora diésel?

Gracias a su diseño y características, las carretillas elevadoras diésel pueden manipular cualquier tipo de carga. Se tratan de máquinas de reducidas dimensiones y de gran potencia, equipadas con un montacargas frontal o lateral y un contrapesado en su parte trasera. Ofrecen una gran durabilidad y resistencia, convirtiendo a estos equipos en idóneos para las labores más exigentes. Además, son perfectos para llevar a cabo trabajos en el exterior gracias a su robustez, siendo imprescindibles en cualquier centro logístico o de almacenaje.

Es posible configurar una carretilla elevadora diésel en función de las necesidades que surjan en cada proceso. La carretilla que se escoja debe ser capaz de hacer frente a las necesidades de trabajo que existan. De ser así, ofrecen una total fiabilidad y un gran aumento de la productividad y rendimiento. En cuanto a la capacidad de carga, existen multitud de posibilidades. Una carretilla elevadora diésel puede soportar y mover cargas que van desde los 1.600 a los 9.000 kg, dando respuesta a la gran mayoría de trabajos.

En definitiva, las carretillas elevadoras diésel consiguen mover con éxito cargas muy pesadas en operaciones de transporte de una instalación a otra, en obras… Transportan todo tipo de materiales y bultos con gran estabilidad, precisión y seguridad para el operario y para el entorno. Además, son máquinas con un manejo muy simple y efectivo, garantizando la eficiencia y productividad de cada trabajo e ideadas para ofrecer el mayor confort.

Diferencias entre una carretilla elevadora diésel y una eléctrica

La fuente de energía no es la única diferencia entre una carretilla elevadora diésel y una eléctrica. No obstante, que la primera consuma gasóleo y la segunda electricidad tiene grandes implicaciones en su desempeño. Una carretilla elevadora diésel es más robusta que una eléctrica e ideal para realizar trabajos en exterior. Mientras que una eléctrica necesita ser conectada a la luz y cargada durante largos periodos de tiempo, una diésel únicamente requiere del llenado de su depósito para funcionar por muchas horas. Además, las máquinas diésel son más aconsejables en el caso de que se vayan a dejar paradas por meses, algo bastante habitual.

Una carretilla elevadora diésel se puede llevar y puede funcionar en cualquier parte, pues no necesita tener una toma de corriente cerca. Con una gasolinera o con llevar consigo varios bidones de combustible es más que suficiente para trabajar con ella. No obstante, una eléctrica siempre requerirá de conexión eléctrica cercana para poder funcionar. Algo que no siempre puede encontrarse, sobre todo en trabajos de exterior.

Compra de carretillas elevadoras diésel de segunda mano

Como decíamos, hoy en día es muy sencillo acceder a todo tipo de maquinaria de una forma económica y accesible para toda clase de presupuestos. Una empresa pequeña no ha de renunciar a usar los equipamientos de mejor calidad y última tecnología únicamente porque su presupuesto sea menor y no pueda permitírselos. La productividad y rendimiento de todo todo tipo de negocios puede aumentar con la compra de maquinaria de segunda mano. Unas máquinas que se adapten a la perfección a las necesidades de cada proceso y tengan la garantía de calidad que ofrecen las primeras marcas del mercado.

Empresas que ofertan la venta de maquinaria de segunda mano como GAM cuentan con un amplio catálogo de equipamientos a precios muy competitivos. Como es el caso particular de sus carretillas elevadoras diésel de segunda mano. Y es que GAM cuenta con carretillas de segunda mano de las mejores marcas del mercado, como Hyster, Nissan, Caterpillar, Jungheinrich, Linde o Still. Es decir, equipos que ofrecen una total garantía de calidad y que se encuentran en un estado óptimo para ofrecer el más alto rendimiento. Ellos mismos se encargan de su mantenimiento, revisiones constantes y puestas a punto para venderlas prácticamente en las mismas condiciones que recién salidas de fábrica.

La compra de segunda mano ofrece un importante ahorro respecto a la compra de equipos nuevos, además de una entrega rápida -sin las largas esperas de la compra de maquinaria salida de fábrica-, y una devaluación menor de su precio para una hipotética futura reventa. Además, permite a cualquier empresa acceder a maquinaria de última generación y tecnología de grandes marcas sin perder en calidad. ¡Y hacerse con ellas no

puede ser más fácil! En GAM lanzan un total de cuatro subastas anuales para pujar por todo tipo de máquinas. Desde las que dan solución a los trabajos generales de la industria hasta las que cubren los procesos más específicos.

 

[imagen propiedad de malcop ]

Artículo anteriorLas Palmas planea digitalizar la operativa de contenedores en 2023
Artículo siguienteNueva nave logística en Tarragona de Scannell Properties
Somos El Diario Digital Especializado En ✓Logística ✓Transporte ✓Infraestructuras, ✓ Almacenaje ✓ Tencología Para El Área Ibero Americana | Logística Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí