Inicio Europa El transporte vs el nuevo peaje 

El transporte vs el nuevo peaje 

13
0
Varios camiones esperan para pasar por el peaje de acceso a Mercamadrid el mismo día en el que el Gobierno ha anunciado que eleva de 9 a 11 horas el máximo diario de conducción en el transporte a partir de este miércoles, con el fin de flexibilizar así el régimen de tiempos de conducción y descanso que por ley tienen que cumplir los transportistas por carretera con el fin de facilitar su labor y asegurar los suministros y el abastecimiento durante la crisis sanitaria y el estado de alarma, en Madrid (España) a 15 de abril de 2020. 15 ABRIL 2020 COVID-19;CORONAVIRUS;TRANSPORTE;CAMIONEROS;ALIMENTACIÓN;SUMINISTROS Jesús Hellín / Europa Press (Foto de ARCHIVO) 15/4/2020

España anunció que pondrá nuevos impuestos por el uso de carreteras. Al final del camino, se avizora el establecer un sistema de pago para circular. Para la logística, es una medida que golpea fuerte en sus entrañas. El descontento comienza a mostrarse. 

Impuestos en el momento menos oportuno 

No hace falta mencionar que la logística vive momentos de incertidumbre. Hay muchas empresas a las que les ha ido bien, pero una gran cantidad a las que no. La pandemia sacudió a toda la estructura de esta industria y recién comienza a mostrar los signos de recuperación en este 2021. Por este motivo, la decisión del gobierno español de establecer peajes en el uso de carreteras no fue para nada una buena noticia. Se trata de una suba de los costes, con los que el servicio se vuelve menos competitivo y pierde terreno ante otras áreas. Sobre todo, en un año donde se pensaba que el apoyo iba a ser mayor, la decisión fue la de implementar un impuesto de este tipo.

Según lo anunciado por las autoridades españolas, a partir de 2024 se implementará un sistema de pagos. Todo vehículo que utilice las carreteras mencionadas, tendrá que abonar por el recorrido. Para un sector como la logística terrestre, se trata de una decisión muy desfavorable. Los camiones y vehículos de traslados utilizan esta vía todo el tiempo. Un impuesto de este tipo no solo subiría los costes, sino que afectaría al servicio. Porque, muchas empresas buscarán carreteras alternativas, y podría implicar en tiempos más extensos, y hasta mayor uso de combustible. 

España sigue lineamientos de la UE 

Está claro que hay una decisión política inmersa en esta implementación de impuestos. Como se conoce, toda la Unión Europea busca un planeta sostenible. Pues, a todos los sectores que no se alineen con esta práctica, se pondrán obstáculos hasta que se amolden a las circunstancias. En este sentido, la logística aún cuenta con muchos vehículos de combustión interna y los camiones sostenibles recién comienzan a ver luz. Para lograr adecuarse completamente, se necesitan décadas y una inversión muy fuerte.

Un argumento que han puesto desde la industria de la logística para impedir este nuevo impuesto es la cantidad de emisión de CO2 que sus vehículos producen. Según los estudios arrojados por los líderes del transporte, la logística solo tiene un 6% del total de contaminación que se produce en el viejo continente. Esta es la cifra con la que intentarán defender su postura y así poder vetar la decisión del gobierno español. Aunque, parece una tarea muy difícil. Además, ellos sostienen que, con este sistema de pago, los productos se encarecerán, y el mercado se volverá menos competitivos. Por el momento, la decisión está tomada. Volver atrás parece imposible.  

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here