Inicio Almacenaje El precio del gas europeo depende del almacenaje ruso 

El precio del gas europeo depende del almacenaje ruso 

2
0

Durante el último año, el precio del gas se disparó en Europa. Aunque había tocado pisos históricos en ese lapso, luego se elevaron en cifras que se acercaron al 200%. Para afrontar y solucionar este problema, la Agencia Internacional de Energía asegura que Rusia puede brindar soluciones si aumenta su capacidad de almacenaje. 

Los precios del gas y sus vaivenes en el último tiempo 

Europa ha tenido grandes picos en el precio del gas en el último año. A principios de 2020, el mismo llegó a su nivel más bajo, alcanzando el valor de 3.6 euros por megavatios.

Luego, la tendencia se fue modificando, hasta llegar al techo histórico de 75.3 euros por megavatios en septiembre de 2021. Así, se generó una preocupación amplia entre los expertos y organismos dedicados a este sector. 

Según la Agencia Internacional de la Energía, parte de los problemas pueden ser resueltos a través de las decisiones que Rusia tome. En primera instancia, exige que el país cumpla con todos sus contratos vigentes. En segunda instancia, es imperioso que aumente su capacidad de almacenaje.  

Si los rusos aseguran que hay capacidad para abastecer la próxima demanda, los precios podrán estabilizarse e irán acomodándose a sus valores habituales. Sobre todo, porque el invierno está cerca y Europa suele tener periodos fuertes de frío durante esta época. Como se espera, la demanda crecerá y deberá ser abastecida por completo. Además, tras la recuperación por la crisis generada por el COVID19, el aumento de consumo se vio reflejado desde hace unos meses, por lo que es imperioso poder saciar el pedido de los usuarios.  

Precios elevados y posibles causas 

Aunque el proceso inflacionario de precios que padeció el gas tiene más de una explicación, hay algunas que pueden ser fundamentales para explicar el aumento. En primer lugar, la temporada de invierno de 2020 fue más larga de lo esperado. Se pensaba en una época que dure menos de lo que duró y fue todo lo contrario.

Segundo, debe sumarse también la sequía que existió en diferentes partes del mundo y trajo dificultades para la cadena productiva del gas. A su vez, la pandemia provocó un impacto fuerte en la demanda y se registraron valores que nunca antes se había visto en todo Europa.

Por otro lado, muchos países apuntan a una energía más limpia y sostenida. Aunque no se trate del problema, sino de una solución, algunos expertos aseguran que puede ser una de las causas por las que los precios se modificaron con tanta vehemencia. En paralelo, algunos países, como España y Francia, exigen que se revisen los contratos, porque hay precios que subieron más que el petróleo. Siguiendo esta línea Putín anunció que fortalecerá los envíos y algunos indicadores comenzaron a bajar. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here